El inicio de Vespa en el cine

Escenas históricas de motos en el cine (2)

La escena de Vespa en el cine

La escena de Vespa en el cine que fue decisiva. La secuencia con Audrey Hepburn montando una Vespa por las calles de Roma se ha convertido en uno de los momentos cinematográficos más memorables de todos los tiempos.  La película no solo impulsó a Hepburn al estrellato, sino a la Vespa misma. Más de 100,000 unidades fueron vendidas después del lanzamiento de la película en 1953.

La moto utilizada para esta escena, donde una princesa aburrida se escapa a dar una vuelta por Roma con un periodista norteamericano protagonizada por Gregory Peck, es una Vespa 125 de 1951 conocida como “Farobasso” por su faro delantero ubicado sobre el guardabarros.

El color original era un verde metalizado. Al año siguiente a la película, Piaggio comenzó a fabricar sus modelos de Vespa con el faro sobre el manillar.

En 1954 Audrey Hepburn ganó el Oscar a la mejor actriz por esta película. Fue su primera actuación en cine y luego se transformó, debido a su estilo único en una de las tres mayores estrellas de Hollywood.

Un poco acerca de la Vespa

La Vespa apareció en 1946. Inmediatamente luego de la Segunda Guerra Mundial. La fábrica Piaggio fue su cuna. Patentada y diseñada por Corradino      D´Ascanio y hoy, 73 años después, con cientos de modelos, se ha transformado en un objeto de culto. Tal es así que se encuentra en la colección permanente del MoMA (Museo de Arte Moderno) de Nueva York.

Vespa se convirtió en sinónimo de varias cosas: Italia, elegancia, estilo, scooter, entre otras. Fue la primera moto que con su piso plano y la ubicación del tanque y del motor permitieron que las mujeres con vestido pudieran sentirse cómodas. Además, al estar toda la parte ciclo recubierta, se evitaban las manchas de aceite, grasa o combustible. La primera tenía 98 centímetros cúbicos. Luego vinieron toda clase de modelos, incluso algunos por encargo de otros países.

Un dato curioso: en Estados Unidos dicen que la Vespa está “inspirada” en la Cushman, una moto militar que los aliados llevaron a Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Como esta no es una nota exclusivamente sobre Vespa, lo cual nos llevaría mucho más tiempo, nos limitamos a los detalles de la escena más famosa del cine en una de estas motos y su influencia.

La Vespa en el cine

En 2010 se inauguró un museo itinerante en Italia con la temática de la Vespa y el cine.

Foto de Bruce N. Meyer de la muestra sobre Audrey Hepburn en Suiza.

Luego de Vacaciones en Roma, renombrada para Latinoamérica como “La Princesa que quería vivir”, la aparición y el protagonismo de la Vespa en el cine y la televisión fue una constante. Son innumerables las celebridades que hemos podido ver sobre una Vespa.

Los clubes de usuarios se han multiplicado por todo el mundo, las personalizaciones de la moto también y hasta hemos podido verla competir en el Dakar, dar la vuelta al mundo o apreciar los últimos adelantos en su versión eléctrica.

Acerca de los protagonistas

Una mención sobre Gregory Peck: Ya era un actor consagrado para entonces. Audrey Hepburn debutaba. Le dijo a los productores que pusieran en la cartelería en primer lugar a Audrey, que era una excelente actriz que seguramente ganaría el Oscar. Renunció al divismo. Sus palabras se cumplieron.

Un párrafo para Audrey Hepburn: Siempre aportó un toque de distinción, de estilo. Fue una diva sin poses de diva. La mayor parte de su vida la dedicó a la beneficencia trabajando para UNICEF, actividad que no abandonó hasta sus últimos días. Su dura infancia estuvo marcada por la segunda guerra mundial y el nazismo.

Desde el 13 de junio al 8 de septiembre de 2019 se llevó a cabo una exposición dedicada exclusivamente a Audrey Hepburn, además de una muestra permanente. La misma fue en Morges, un paradisíaco lugar de Suiza que la actriz eligió para vivir.

Hoy se pueden encontrar tours tanto en Italia como en Suiza que recuerdan su paso por esos lugares.

Murió a causa de cáncer, con tan sólo 63 años.