Gente de moto que se hace querer

Una moto, un amigo…

Tato Álvarez llegó al barrio y no tardó en caer bien. Sus formas educadas, sus conocimientos de motos, sus rutas, su Harley customizada de punta a punta ayudaron a empatizar.

De pronto muchos no supieron más de él. Pasó bastante tiempo. Se hablaba de un accidente, pero nadie sabía algo en concreto.

Un día reapareció. Estaba destruido, apenas caminaba y hablaba muy pausado. No era el mismo. No era el Tato de las Harley Davidson que había conocido y luego lo supimos.

Tato venía de lejos, más de 1000 kilómetros, tuvo un accidente camino a un encuentro que apenas quedaba a unos 150 kilómetros. Una curva. Se pasó. No recuerda más nada.

Una larga recuperación

Estuvo más de 20 días en coma, golpeado, fracturado y operado por todos lados. Entonces vino una larga recuperación.

Cuando despertó del coma, preguntó por su moto. Mendoza lo adoptó durante casi tres años. Un tipo amable, educado, conocedor de Harley y con ganas de salir adelante. Se hizo querer. Se hizo conocer. Trabajó duro. Lo había perdido casi todo. Hace poco llegó el momento de volver a sus orígenes, en Buenos Aires.

En sus despedidas lo pude conocer más y comprobar todo lo bueno que

hablaban de él. Antes hicimos una pequeña sesión fotográfica de su nave. Aquí vemos parte de ella.

Una Harley Davidson FXDC Super Glide Custom del 2009 de 1600 centímetros cúbicos llevada a 1800. Tiene un tanque de combustible más chico, para destacar el motor.

Tato fabricó el tablero y  el colín. Suspensión delantera de Suzuki Hayabusa 1300. Única.

En la última despedida, nos recibe con música de Frank Zappa. No podía salir una mala velada.

Hace pocos días hablamos y se acercan los momentos de concretar las promesas de vernos en encuentros de motos en Chile, Argentina o donde la ruta nos encuentre.

Streetart de fondo: @resinfiltro y @asfaltico_streetart

Acerca de Editor 73 Articles
La moto ya no es sólo un medio para ir o venir. Surgió una cultura a su alrededor. Somos gente que ama las motos y esa cultura. Tenemos años y kilómetros -tiempo y distancia- sobre todo tipo de motos. Seguimos aprendiendo de mujeres y hombres que tienen sus experiencias únicas. Esperamos informar, entretener y formar acerca de esta cultura.