La Pared de La Muerte

100 años de pared

Amor por la moto entre paredes

Marjorie Dare Doris Smith. Foto de Fox Photos Hulton Archive Getty Images

La llamada Pared de la Muerte comenzó a principios del siglo XX como un espectáculo complementario de los circos, especialmente para los carnavales. Incluso se llegó a incluir leones corriendo a la par de las motos o autos que rodaban en el cilindro de madera.

Desde un comienzo hubo mujeres rodando en moto. En Estados Unidos se imponían las Harley Davidson y las Indian, principalmente luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial (1914-1918).

Justamente se cuenta que entre las dos grandes guerras, la Segunda fue entre 1939 y 1945, había en Estados Unidos unos 100 shows de Wall of Death rodando por todo el país, mientras que en el Reino Unido se decía que había unos 50 distribuidos por la Gran Bretaña. En el resto del mundo, si bien no eran tan masivos, los hubo en la mayoría de los países, en cada uno con las motos con que se podía acceder.

Una historia con espíritu nómade

Cookie Crum. Foto de Early Women Motorcycle Stunters

En casi todos los casos formaban parte de un circo o bien de un parque de diversiones itinerante, aunque en muchos casos se trataba de únicamente el show de La Pared de la Muerte. Era una estructura más pequeña que la de un circo, se podía armar más rápido, no se necesitaba tanto personal y el espectáculo por sí solo era convocante.

Algunas mujeres fueron dueñas de su propia pared. Es el caso de la inglesa Ivonne Stagg en los años 60, quien conducía su BSA 500, era la estrella del espectáculo y les enseñaba a los novatos.

Años de rodar

Yvonne Stagg en su pared. Foto de Alamy.

El adelanto de esta nota, en el feed de Instagram, alcanzamos a contar parte de la historia de la Wall of Death de Ken Fox, quien es un veterano en el tema que ya ha recorrido Gran Bretaña y parte de Europa desde hace más de 45 años junto a su familia, quienes en su momento también montaron en moto en el muro.

En la actualidad, además del mismo Ken Fox, ruedan tres mujeres: Kerri Cameron, Jaimi Starr y Abigail Fox, quienes fueron uniéndose en diferentes momentos.

 

 

 

 

Kerrie Fox

La Pared de la Muerte es un cilindro de madera de pino de Oregon, tiene unos 9 metros de diámetro y 6 de altura. Lleva cerca de un día y medio armarlo y dicen que el sonido de los motores allí adentro es fabuloso. Siguen haciendo el show con Indian Scout de 1921 y con algunas Honda bicilíndricas de mediados de los 70.

La velocidad que deben alcanzar es de entre 35 y 40 kilómetros por hora para mantenerse paralelos al piso. Lo demás lo hace la fuerza centrífuga. Tampoco es cuestión de acelerar solamente.

En Alemania, la gente de BMW en la Motorrad Days de 2018 armó su propia pared en la concentración Motorrad más grande del mundo, que se realiza todos los años durante el mes de julio (ver video).

El récord de velocidad de Guy Martin

Guy Maartin, la Indian Scout y Ken Fox. Foto de bennet.co.uk

Pero hay más. En 2016, multifacético piloto y conductor de televisión Guy Martin batió el record Guinness de velocidad dentro de una Pared de La Muerte.

Para esto debió construirse una pared especial. El record a batir era de 96 kilómetros por hora. El intrépido Guy utilizaría una Indian Scout nueva, preparada con algunos pocos cambios: los pedales un poco más altos, dos ruedas de 18 pulgadas, y el guardabarros trasero recortado.

La pista se fabricó dentro de un hangar y fue calculada y reforzada como para soportar las fuerzas de gravedad que provocarían el peso y la velocidad de la moto.

Guy martin y su BSA 750 de tres cilindros. Foto de tr3oc.com

Es más, los encargados de planificarla estaban preocupados porque el mismo Guy había manifestado que quería superar los 160 kilómetros por hora. A esa velocidad, era posible y sumamente peligroso que Guy y su moto salieran despedidos por arriba. También a esa velocidad, las fuerzas G hacen la moto más difícil de conducir y los rayos, las llantas y el mismo cuerpo del piloto se vuelven más frágiles. Eso si no se desmaya antes.

Un buen maestro

Para el evento, Guy Martin fue guiado por el veterano experto de la Wall of Death, Ken Fox. Batió en primer lugar el récord a poco más de 112 kilómetros por hora. Luego tomó su BSA 750 Triple vintage, con combustible de avión y llegó a los 125 kilómetros por hora, según dijo, casi a punto de perder el conocimiento, de entrar en un blackout.

La hazaña fu vista por millones de personas a través del Canal 4 de la televisión inglesa. Fue acompañado por su familia y amigos, entre ellos, el ex piloto de F1, David Coulthard.

Acerca de Editor 91 Articles
La moto ya no es sólo un medio para ir o venir. Surgió una cultura a su alrededor. Somos gente que ama las motos y esa cultura. Tenemos años y kilómetros -tiempo y distancia- sobre todo tipo de motos. Seguimos aprendiendo de mujeres y hombres que tienen sus experiencias únicas. Esperamos informar, entretener y formar acerca de esta cultura.