Los motociclistas olvidados

Estuvimos con ellos

Los motociclistas olvidados

No nos metimos en el globo de la muerte, lo hicimos en la jaula de la libertad

Son los motociclistas del circo. Maravillan a los niños desde pequeños. Producen manifestaciones de asombro cuando están dentro del “Globo de la muerte” Quién sabe cuántos chicos deciden conducir motos gracias a ellos. Son hábiles. También dan alegría.

Muchos padres, al verlos, dicen “eso es fácil”. Los chicos saben que no es así y que papá terminaría desparramado por el piso antes de comenzar. Basta con ver estas imágenes de 2014 en Rosario.

Sin embargo, nuestro olvido o ingratitud hacen que no sepamos mucho de ellos. Les gustan las motos? Cuáles? Cómo es su vida? Se accidentan? Conducen desde chicos? Nos vamos del circo y nos olvidamos de ellos. Pero recordamos para siempre, motociclistas o no, esa audacia con que nos maravillaron.

Quisimos saber todo eso y entrevistamos a los motociclistas que desafían la gravedad, con la fuerza centrífuga como aliada, dentro de un globo de metal en el circo.

Roither

En este caso se trata del circo Rodas. Un barrio sobre ruedas. Más de 85 personas viajando todo el tiempo y viviendo en unas 50 casas rodantes. Pudimos estar con los 6 motociclistas que todos los días ingresan al “globo”. Ellos son Roither, Facundo, Diego, “Santiagueño”, Daniel y Brian.

Todos conducen dos tipos de motos: Yamaha TTR 125 y Honda XRL 125. Los que han viajado a otros países, prefieren la Honda CRF 150.

Todos tienen historias interesantes y nos contaron algunos secretos. Récord Guinness algunos, otro que es cuarta generación de artistas de circo y nació allí, problemas con las motos, reparaciones más comunes, otras habilidades que muestran en el circo…

Facundo Morales

Los protagonistas

. Facundo Morales es de Argentina. Nació en el circo. Es cuarta generación de artistas circenses. Tiene 23 años y desde los 11 que anda en moto. Acaba de llegar de Alemania, donde trabajó un tiempo en un circo en el mismo espectáculo. En 2015 junto a otro grupo batió el récord Guinness al hacer el espectáculo en el globo con 10 motos simultáneamente. Comenzó en bicicleta, como todos los chicos que luego serán parte del globo. Hace además trapecio, monociclo, látigo y maneja los cuchillos, esos que dan miedo si le acierta al blanco…

 

. Diego Morales es hermano menor de Facundo. También nacido en el circo. Su moto es una Yamaha TTR 125 y comenzó en el globo a los 17 años. Actualmente tiene 21. De chico le gustaba la Honda CR 85.

Diego Morales

. “Santiagueño”, tiene 33 años. Comenzó en el circo en el 2001. Recuerda que de chico le gustaba la Honda QR 50. Trabaja también en mantenimiento. Lo cargan sus compañeros por ser el mayor. Tiene un carácter afable. Su moto es una Honda XRL 125.

. Daniel es el encargado del grupo. Es de Paraguay. Fue muy atento con nosotros, nos dio acceso a todo lo que tenía que ver con el “globo de la muerte”, según dice la publicidad. Tiene 27 años. Lleva 12 años en el circo y 8 en el globo. Su moto es una Yamaha TTR 125. Confiesa que le gusta la Honda 1000 para la ruta.

. Brian Urbieta también acababa de llegar de Alemania, de trabajar en un circo con el mismo espectáculo de las motos. Tiene 25 años y desde los 13 que está en el circo. Además, baila. Su moto es una Honda XRL 125 y su preferida, la Honda CRF 150, con la que andaba en Alemania.

«Santiagueño»

Todos coinciden en que el circo es su mundo. No podrían quedarse mucho tiempo en algún lugar. Entrenan a diario. Arreglan lo que pueden de sus motos y lo demás va al mecánico del lugar donde se encuentren.

Los secretos de los motociclistas olvidados…

Dicen que la clave del llamado globo está en que cada uno respete lo planificado. Cuando no es así, vienen los errores, que cuestan accidentes en cadena. El globo tiene 5 metros de diámetro y utilizan neumáticos sin tacos, ya que se gastarían muy rápido por las rejas. La velocidad a la que van dentro del globo es de 40 kilómetros por hora. Toman sus precauciones con la seguridad en el equipamiento, aunque todo tiene su desgaste. Tienen función todos los días, a veces dos por noche. Cuentan que andan todo el tiempo en segunda y tercera y que los neumáticos se van gastando siempre del mismo lado, como en el Speedway.

Daniel

Son los motociclistas olvidados, como dice el título de la nota. No están encuadrados en ninguna disciplina. Pero son olvidados por los adultos, incluso por los que andan en moto, pero no por los chicos que los ven, se maravillan, ovacionan y quizás luego les guste la moto.

Mucho se ha escrito acerca del mundo del circo. Pudimos estar allí unos días y nos encontramos con gente maravillosa. Y también con motociclistas, por esta vez, no olvidados.

Un especial agradecimiento a los propietarios del Circo Rodas por facilitarnos la tarea de visibilizar a estos motociclistas, que ante todo, son buena gente.

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Editor 85 Articles
La moto ya no es sólo un medio para ir o venir. Surgió una cultura a su alrededor. Somos gente que ama las motos y esa cultura. Tenemos años y kilómetros -tiempo y distancia- sobre todo tipo de motos. Seguimos aprendiendo de mujeres y hombres que tienen sus experiencias únicas. Esperamos informar, entretener y formar acerca de esta cultura.