Y casi llegamos a rodar en la luna en moto…

«Un pequeño wheelie para el hombre pero un gran salto (o scrub) para la humanidad»

Tampoco es para ponerse cursi y hacer esas promesas usando semejantes medidas.  Aunque la distancia a la luna es de 384 mil kilómetros y hay motos que han hecho mucho más que eso. De hecho, el viajero Emilio Scotto – de quien hablaremos en otra nota- recorrió 735 mil kilómetros en su Honda GoldWing 1100 de 1981, o sea, un viaje a la luna ida y vuelta.

Pero vamos al tema. El ser humano llegó a la luna el 20 de julio de 1969, en el marco de las misiones Apolo. Toda una carrera con Rusia, por entonces Unión soviética. Historia conocida y reconocida, excepto por quienes creen en las teorías de que todo fue una puesta en escena. La cuestión era llegar, dejar una bandera, caminar, recoger muestras, hacer estudios y volver a salvo.

Sin embargo, la NASA ya tenía planeado llevar un vehículo en próximas misiones.

Así fue como se creó el Moon Rover o Lunar Rover. Una mezcla de jeep y buggy, eléctrico, con capacidad para dos personas y equipado como para recolectar mucha cantidad de muestras. Lo hizo la fábrica Boeing, tenía ruedas de malla de acero, la velocidad máxima era de 14 km/h aunque se lo usaba a menos de 4 km/h. Se usó en las misiones Apolo 15, 16 y 17.

Pero la NASA tenía un plan B por si el aparato de cuatro ruedas fallaba: Una moto. Se hicieron pruebas con una Honda C90 y con una más pequeña Monkey. Debía estar adaptada con algo de off road -un desastre los caminos allá-, funcionar a baterías y hasta se probó la refrigeración por medio de cera de abeja, recordar que sin oxígeno no hay combustión.

LUNA MONKEY
LUNA MONKEY 3
LUNA C90
LUNA MONKEY 2

También debía tener alguna capacidad de carga, no ser muy alta para que el astromotonauta pueda subirse a pesar del traje y solucionar el tema de la gravedad. Claro, es diferente a cuando vamos al mecánico y nos dice que lo de la moto es de gravedad.

Respecto de la gravedad algunas de las pruebas se hicieron dentro de un avión en vuelo, con un descenso rápido. Allí es donde se crean condiciones diferentes de gravedad, cuando lo que está dentro del avión comienza a flotar, lo que se conoce como gravedad cero. Finalmente el proyecto quedó archivado. Vemos algunas imágenes de entonces.

Acerca de Editor 91 Articles
La moto ya no es sólo un medio para ir o venir. Surgió una cultura a su alrededor. Somos gente que ama las motos y esa cultura. Tenemos años y kilómetros -tiempo y distancia- sobre todo tipo de motos. Seguimos aprendiendo de mujeres y hombres que tienen sus experiencias únicas. Esperamos informar, entretener y formar acerca de esta cultura.