Rambo y su Yamaha XT

Rambo: un ícono en moto

Rambo y su Yamaha XT allá por 1981, una de las mejores escenas de motos del cine. Seguimos con la serie de notas acerca de las mejores escenas de cine en moto, estudio encargado por la aseguradora Lexham.

En estos días Rambo ha vuelto con varios años más y considerado como un gran actor luego que durante mucho tiempo se dijera lo contrario. En 1982 fue First Blood, en 2019 es Rambo: Last Blood.

Basada en un libro de 1972, First Blood, básicamente la historia de John Rambo es la de un veterano de guerra con stress postraumático, que no quiere problemas, acosado por la policía. Tiene sus diferencias con la novela original, es más, el guión tuvo 17 versiones diferentes.

La historia

Como deíamos, la policía del pequeño pueblo lo acosa y lo encierra. Huye del calabozo luego de ser golpeado y al ser perseguido, en medio del pueblo, le roba la moto a un motociclista que pasaba cerca suyo.

IMCDB

Así comienza la huida y una saga de cinco películas en 37 años. Hoy es un film casi de culto y fue inspiradora de varias más. Al finalizar la filmación, la película tenía casi tres horas de duración.

Cuando la vieron Stallone y su manager, quedaron horrorizados. No les gustó en absoluto. Quisieron comprar la cinta para destruirla. Finalmente se editó y quedó en unos 90 minutos.

IMCDB

El resultado fue un éxito: costó cerca de 17 millones de dólares y recaudó de inmediato 10 veces más.

La primera película fue filmada a fines de 1981, cerca de Vancouver en el pueblo de Hope, en la British Columbia de Canadá. Si buscan en Google Maps verán que tanto no ha cambiado. Varios candidatos famosos hubo para el papel que finalmente hizo Sylvester Stallone a los 35 años, cinco años después de hacer Rocky.

IMCDB

Las locaciones hoy son visitadas por turistas de todos lados. El famoso puente que cruza Rambo fue demolido en 2012 a pesar de varios intentos por salvarlo.

Y la moto de Rambo?

Bueno, no es suya. Se la tomó prestada durante un rato a un lugareño. Nos ocuparemos de la escena en moto de la primera película de la saga, First Blood, en la que huye de la policía en una Yamaha XT250 de 1981. Este modelo de XT fue la primera de esta exitosa moto,  se fabricó entre 1980 y 1983 y algunas de sus características son: 22 HP, 122 kilómetros por hora de velocidad máxima y 120 kilos de peso.

MV5BNWRkNTliYWItNzY3Yy00M2YzLWJkM2EtOTA3ZThiNGIyNDg3XkEyXkFqcGdeQXVyMjQwMDg0Ng@@._V1_SY1000_CR0,0,796,1000_AL_
MV5BZjQ4ZDc4MTQtMDI0Zi00ZjU3LWFhOTYtNDBhZjA1Y2QwMWUwXkEyXkFqcGdeQXVyMjQwMDg0Ng@@._V1_
MV5BNzczZGM0MjItMzY3OS00YzY1LWFmNmMtMTgyOGNkN2ExYmNiXkEyXkFqcGdeQXVyMjQwMDg0Ng@@._V1_SY1000_CR0,0,886,1000_AL_
buddyjoehooker
Rambo mira el patrullero que lo seguía, volcado.

Cuando comienza la persecución, Sylvester Stallone casi es atropellado de frente por un camión de 18 ruedas que se pasó de largo el corte de ruta que se hizo para la escena. Según afirmó el actor hace poco en su cuenta de Instagram, realmente estuvo cerca de ser un accidente fatal. Stallone terminó la filmación con varias heridas, entre las que se cuentan costillas fracturadas, aunque no fueron en la escena de la moto. El doble del sheriff, que tan obsesionado lo perseguía en auto, sí terminó lastimado luego de un salto y un vuelco, que por lo visto le encantó al director y dejó la toma casi tal cual sucedió el accidente.

La XT

Se puede ver que la Yamaha está prácticamente original, aunque se puede observar que tiene un suplemento en el posapié derecho para poder levantar la moto más fácilmente luego de una caída y para que no se rompan la manija de freno ni el puño del acelerador en una de las tomas.

Una cosa que quizás nunca podremos averiguar: Por qué le ponen sonido de motor de dos tiempos alas motos de cuatro tiempos en las películas? 

El stunt para la escena fue Don Charles McGovern, a quien se puede ver en algunas fotos aquí, un poco más arriba.

La Yamaha utilizada en la escena fue comprada por la producción de la película en agosto de 1981 y enviada a Canadá. Luego de la filmación pasó por varias manos. Se restauró y finalmente fue vendida en una subasta en la suma de 60 mil dólares, en diciembre de 2018.