Salud física y moto

To fit or not to fit…

Salud física y andar en moto

«Tengo el mejor físico», dijo la esposa de Einstein. Y tenía razón.

Ya hablamos de salud mental y motos. Ahora, vamos a lo físico.

Los beneficios son concretos y los resumimos.

Esto no quiere decir que conducir una moto reemplace a un gimnasio, un deporte u otra actividad.
Sólo estamos enumerando beneficios.

. Se queman entre 200 y 300 calorías por hora como mínimo, llegando a 600. Siempre hablando de la simple conducción diaria. En competencia, esto es muchísimo más.

. Muslos, brazos y rodillas más fuertes. Cualquier moto pesa entre 100 y 300 kilos promedio. Maniobrar con estos pesos fortalece estas partes del cuerpo con las que se trabaja casi todo el tiempo.

. Es un excelente ejercicio de bajo impacto que hace trabajar mucho la zona abdominal. No es que una masa de ñoquis se transformará en una plancha de ravioles a la vista en tu abdomen, pero es la zona más benefiada junto a piernas, brazos y cerebro.

. Beneficioso para quienes padecen diabetes tipo 2. La actividad reduce el requerimiento de insulina del cuerpo y además evita el almacenamiento de grasa y ayuda a bajar de peso. No es la cura. Ayuda.

. Fortalece los músculos del cuello, sus vértebras y la curvatura del mismo. Es por el uso del casco y su peso. Estás llevando en tu cabeza algo más de un kilo y lo mueves en todas las direcciones.
Esto se da únicamente si la posición del manillar, el asiento y los pedales son las correctas. En caso contrario, te dolerá todo. Es parte de la ergonomía de la moto.

. Conducir también aumenta la absorción de vitamina D, la que en parte nos da el sol.

Así que a no quedarse con que la moto es peligrosa, que la cabeza es el paragolpes o que es una locura andar en moto y pensar en los beneficios físicos y mentales que nos brinda nuestra amiga.

Veamos un video de la preparación física Cyril Depres, cinco veces campeón del Dakar.

En la próxima, los beneficios espirituales.